Personas privadas de la libertad por centro, con permiso para comunicarse por teléfono